¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Azulejos para Cocina

En nuestra sección de Azulejos para cocina encontrarás azulejos pintados a mano. Ideales para revestir paredes o suelos por su dureza e impermeabilidad.

Aquí podrás encontrar Azulejos con un brillo inigualable de todos los colores y formas. No obstante, si tienes algo en mente que aún no has encontrado, ponte en contacto con nosotros y personalizaremos las piezas de barro a tu estilo.

La cocina es el corazón de la casa y en ella preparamos ricas comidas, brindamos con un buen vino y nos juntamos con amigos y familia para las celebraciones. Por eso es muy importante cuidar la decoración de las paredes con unos, buenos y bonitos, azulejos para cocina.

Se pueden distinguir entre dos tipos de conceptos de cocina: concepto abierto y cocina separada del salón.

Azulejos para cocina: concepto abierto

Elegir unos buenos azulejos para cocina puede llegar a ser de vital importancia ya que podríamos arruinar la estética de nuestra casa, sobretodo, si hablamos de cocinas de concepto abierto en las que el salón y la cocina forman un mismo ambiente. Aquí debemos cuidar hasta el mínimo detalle y escoger formas y colores que no creen tensión a la vista. Colores relajados en el conjunto y añadirle color o un paño de azulejos en la zona de los fogones es una buena opción para crear contraste y un toque rebelde.

Azulejos para cocina: separada del salón

Las cocinas más típicas en España son las que están separadas del resto de las habitaciones por muros. El hecho de que no estén a la vista en todo momento no significa que no merezcan su cuidado, ya que a todos nos gusta entrar en la cocina y poder disfrutar de unos maravillosos azulejos que hagan juego y armonía con la esencia de esta habitación.

Una cocina con azulejos antiguos, cuadrados en color verde botella combinado con muebles en madera oscura y cenefas florales es una apuesta que hará que ningún visitante quiera salir de la cocina.

Lo primero que debemos tener claro es el estilo de decoración que predomina en la casa. A partir de aquí, podemos elegir una combinación clásica que siga con esta corriente o, por el contrario, si queremos darle un toque nuevo con azulejos para cocina diferentes al estilo predominante.

Colores en los azulejos de cocina

Lo siguiente a tener en cuenta es el color de los azulejos. ¿Queremos que tengan algún dibujo?, ¿mejor lisos?, ¿añadimos una cenefa para romper la monotonía del color liso?, ¿a qué altura?, ¿brillante? Estos son muchos detalles y para tomar una decisión debemos reflexionar antes.

Un buen truco es visualizar la cocina de tus sueños, o alguna que hayas visto y te haya encantado. Ahora que ya la tienes en mente, ¿de qué color es? Y, ¿tiene algún detalle en algún lugar?

No te preocupes si no eres capaz de imaginártelo, porque nosotros somos especialistas en azulejos y en interiorismo y podemos ayudarte sin problema.

Tamaño del azulejo

Ya tenemos todos los detalles anteriores claros, ahora deberemos seleccionar el tamaño del azulejo. Hay de muchas dimensiones diferentes, y cada uno de ellos aporta un estilo y características especiales, por lo que hay grandes diferencias a la vista una vez colocados.

Azulejos geométricos

Las modas son cambiantes y por eso no debemos dejarnos llevar por lo que se lleve en el momento. Esto no quiere decir que tengamos que obviarlo completamente, puede ayudarnos mucho a elegir el tamaño de nuestros azulejos e incluso abrirnos los ojos a una forma que sin verla la habríamos descartado.

Azulejos cuadrados

La última tendencia en azulejos para cocina son los azulejos cuadrados. Si, esos que tenía tu abuela en la cocina y que seguramente ahora no se te había ocurrido ni que existían. Desde el año 2018 son la gran novedad. Además, los puedes colocar en forma de rombo o intercambiar varios tamaños de azulejo cuadrado aportándole un aspecto juvenil a la cocina y moderna al mismo tiempo.

Azulejos para cocina en forma de espiga

Las losas en forma de espiga de muchos colores son muy versátiles, y según se combinen pueden generar un toque elegante, o un toque retro con este simple truco. Con un rectángulo más estilizado podemos conseguir que la estancia sea elegante, y tan solo reduciéndolas a losas de metro conseguimos darle ese aire vintage que tanto se lleva en este momento.

Azulejos para cocina rectangular

El azulejo rectangular es un clásico y atemporal en todas las cocinas. Hay muchas maneras diferentes de colocarlo, pero la que está en alza es colocarlo en vertical. Si, has leído bien y aunque puede parecer una idea arriesgada, una vez ves los resultados hemos de decir que gusta bastante.

Eso sí,como recomendación, a la hora de colocarlos se debe hacer uno encima de otro, siguiendo una línea óptica vertical y haciendo coincidir sus juntas si lo que buscamos es que se vea una pared vertical, estilizada y alta.

También podemos jugar con este azulejo si lo ponemos en forma de “L” por toda la pared, creando un zigzag que queda de lo mas divertido.

Colocar azulejos de cocina

Ya hemos dado alguna pequeña idea de cómo colocar los azulejos de cocina para poder crear ambientes diferentes con un mismo azulejo, e incluso combinaciones locas que harán de esta estancia un lugar especial.

Lo primero que piensas es combinar la dirección de los azulejos a la hora de colocarlos. Esta es una manera clásica de cambiar la decoración, sobretodo, con los azulejos rectangulares que tienen tanta combinación.

Con los azulejos cuadrados ocurre lo mismo, tan solo con girar un poco el azulejo, pasamos de un azulejo cuadrado a un rombo y sin tener que gastar más dinero en otros azulejos. La combinación de azulejos cuadrados por toda la cocina y colocar los rombos en la zona de los fogones es una grandísima idea. Diferenciaremos espacios y le daremos textura a nuestra pared.

También podemos poner cenefas de colores o con dibujos si optamos por azulejos en tonos lisos. Esto le dará más calidez y un toque de originalidad a nuestra cocina, además de darle actitud a este espacio.

Y una idea muy poco recurrente pero que vamos a empezar a ver es la de rellenar las juntas de los azulejos con masilla de colores. ¡Si! Es una idea de lo más original.

Puedes poner toda una pared con azulejos blancos y rellenar las juntas con masilla en tono turquesa. ¡Quedará súper bonito! Y si lo que te gusta es una idea más clásica, puedes hacer lo mismo pero con masilla de un tono gris oscuro y tendrás una cocina de lo más chic.

Ahora solo queda que escojas el patrón geométrico que más te guste, la mezcla de colores y no pongas fin a tu imaginación, porque si consigues la cocina de tus sueños con unos bonitos azulejos, tus recetas saldrán mucho mejor.

SUBIR